TRADICIÓN, PASIÓN Y DEVOCIÓN POR LAS CALLES AGUILEÑAS
PASO AZUL
Águilas - Región de Murcia

Verano 1928

   - - - - - - - - -ÁGUILAS - VERANO 1928- - - - - - - -

LA PATRONA DE ÁGUILAS

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

Bajo la advocación de la Virgen de los Dolores, se venera en Águilas a la Madre de Dios; y el amor que los aguileños todos profesan a su excelsa Patrona es de tal sublimidad y raigambre que bien puede decirse que raya a lo infinito.
Toda su vida es una contínua ofrenda a la más Santa de las Madres; antes de ver la luz de la vida, cuando apenas palpitan en las entrañas de sus madres, ya son ofrecidos a su Virgen; los primeros balbuceos de su infancia a ellos son ofrcidos en hermoso madrigal de ternuras y caricias, y cuando las inclemencias del tiempo y de la vida han curtido su tez, cincelando sus rostros con los surcos del dolor, allí acuden viejos lobos de mar, hincando sus rodillas en el altar de la Madre más Dolorida, para ofrendarla sus penas, sus amarguras, sus vidas maltrechas en mil combates con el feroz elemento, sus almas por el bravo oleaje del desengaño, más cruel y más duro que el más furioso de los océanos.
Podra haber aguileños escépticos, más en su Virgen tienen todos una ciega y una segura esperanza. Su imagen, de belleza extraordinaria, es una preciosa escultura cuyo autor se desconoce, aunque de antiguo se viene atribuyendo a Salzillo, sin duda por el parecido de su estilo con otras producciones del inspirado escultor.
Sea quien fuese el autor de tan hermosa imagen, es lo cierto que debió recibir su numen el soplo de divina inspiración, pues solo asin se comprende el alarde escultórico de sus líneas y el admirable acierto de su expresión.
No tiene la Dolorosa aguileña esos rasgos que revelan la tragedia reciente y desaladora del Gólgota; su rostro divinamente bello y formado con los nardos y azucenas más puros exhala aromas de tan singular dulzura y misticismo que conmueven y extasían; por sus mejillas resbala silencioso el divino rocío de sus lágrimas de purísimo cristal, sus inmensos ojos de azabache elevan al cielo la tierna elegía de su mirada, sus manos de nieve semejan ofrendar al Dios de los mundos todo su Dolor; en suma; la Dolorosa aguileña, la más preciosa de todas las Vírgenes, tiene en su rostro la suprema expresión de la resignación más sublime, del dolor más profundo y más serenamente sentido; y sus labios de claveles; ligeramente entreabiertos, dejan escapar una plegaria por sus aguileños tan queridos.
El dolor y el amor más grandes han puesto un sello de amargura dulcísima en el rostro de la venerada imagen, y no es de extrañar, que esta creyente Villa tenga puestas en su Virgen todas sus ilusiones, cariños y esperanzas, y que al pie de su altar se vea constantemente una legión de aguileños rindiendo guardia de honor a la más bella y Santa de las Reinas, a la Reina del Dolor.
                                                      
                                                             C. Herrero

(Artículo recogido del libro de festejos de Águilas del Verano de 1928. En la página "Galería" de esta web, en el album "Recuerdos de ayer" pueden ver la foto del artículo del libro)


© 2008-09 Paso Azul -Águilas-  

 

REINA DE NUESTRAS ALMAS, FLOR DE LAS FLORES, MUESTRA AQUÍ, DE TU GLORIA LOS RESPLANDORES, QUE EN EL CIELO TAN SOLO TE AMAN MEJOR. VIRGEN SANTA, VIRGEN PURA, VIDA ESPERANZA Y DULZURA, DEL ALMA QUE EN TI CONFÍA, MADRE DE DIOS, MADRE MÍA, AUNQUE DE TI ME OLVIDARE, TU NO TE OLVIDES DE MI................